fbpx

Además aspectos de la campaña televisiva, a partir de la presencia de tres códigos principales: icónico, lingüístico y sonoro. Comprobando que la agenda de temas relacionados al género se concentró en programas sobre maternidad y creación de empleo y que para superar los estereotipos de género las candidatas fueron presentadas con cualidades necesarias para el liderazgo político, señalando rasgos tradicionalmente considerados como masculinos, como determinación, seriedad, inteligencia, competencia, capacidad de liderazgo, entre otros.

El análisis de los spots a partir de los códigos icónicos, lingüísticos y sonoros demostró que en algunos momentos las propias candidatas reprodujeron estereotipos de género en sus campañas. Siendo la campaña de Dilma Rousseff la que más reforzó los estereotipos de género, una posible explicación para este hecho puede ser la normalización de la presencia de la mujer en altos cargos de liderazgo político. Las otras dos candidatas, Cristina Kirchner y Michelle Bachelet, ya habían ocupado el cargo en sus países y, por tanto, ya habían superado el importante obstáculo de transformar la figura femenina socialmente reconocida en la condición de presidente.

Lee el artículo completo aquí

Campañas televisivasComunicación de GéneroEstereotipos de géneroLuciana Panke

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *