fbpx

Las dimensiones de la política pueden ser insospechadas. Una cosa distinta es lo que llamamos el deber ser, otra diferente es el ser y otra aun más diferente es lo que imaginamos que la política puede ser. ¿Cuál de estas tres dimensiones sería la verdadera? No es posible dar una respuesta certera a esta pregunta, quizás porque la pregunta no es la más apropiada. Para entender las transformaciones de la política hoy, es necesario comprender los movimientos que las sociedades modernas han sufrido, en lo que a que a espacios, conocimiento y poder se refiere. Por un lado, es bien conocida la expresión “el planeta se ha achicado”. Esto quiere decir grosso modo que se ha adquirido una conciencia particular, de que el planeta es el territorio de todas las personas que vivimos en la tierra, a pesar de la existencia de fronteras imaginarias y reales, a pesar de las insistentes políticas migratorias de muchos países. Hay decisiones que se toman en un sitio lejano y al instante, las mismas son sentidas en otro lugar, por no decir que sus consecuencias son asumidas por otros territorios que albergan colectivos diversos. Los movimientos de capital o los movimientos de personas en condiciones de clandestinidad, son ejemplos de acciones y decisiones que afectan a poblaciones muy disímiles.

Lee la tesis completa aquí

Sin categoría

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *